Empresas de servicios públicos reforzaron sus operaciones

Las empresas distribuidoras de servicios públicos de electricidad, gas y agua adoptaron medidas de refuerzo en el esquema de guardias y operaciones, para asegurar el normal abastecimiento a la población ante la situación derivada por la pandemia de coronavirus.

En las últimas jornadas las empresas avanzaron en el refuerzo de la operatividad que es la que asegura la normal prestación de servicios.

La distribuidora Metrogas trabajó en lo que denomina la «dotación crítica», la necesaria para garantizar servicio y seguridad de los clientes, pero ya contempla un plan de contingencia que permita reforzar la atención de emergencias por escapes y temas propios de seguridad.

Tras asegurar la condiciones sanitarias de resguardo de sus empleados ante la amenaza del coronavirus, explicaron, «se asegura la normal prestación del servicio mediante el control en todos los puntos críticos del sistema».

De la misma manera en la compañía Naturgy -que abastece a la zona norte del Gran Buenos Aires-, se «reforzaron los recaudos para el personal operativo con guardias que permitan garantizar la recepción de gas desde las transportistas y su posterior despacho a los usuarios».

También se aseguró el personal para la atención de urgencias con guardias permanentes en los distintos distritos de cobertura, tras haber migrado las tareas administrativas al teletrabajo.

Por el lado de las distribuidoras eléctricas, en Edenor aseguraron que «el plan de contingencia existe desde el minuto cero por lo cual los equipos de asistencia están disponibles para asistir en este momento, con todos los elementos de seguridad e higiene y con las restricciones del caso».

La empresa, además, dispone de dos centros de control -uno es el titular y otro de back up- ubicados en lugares geográficamente distintos, desde donde controla el 100% de la red de Edenor tanto en baja como en media tensión, con los cuales se están haciendo pruebas diariamente.

De similar manera, en Edesur se incrementaron las medidas sanitarias para resguardar a la «gente de campo» como se denominan a los equipos técnicos que trabajan en instalaciones e infraestructura eléctrica y en las cuadrillas de calle.

«La red está respondiendo muy bien y asegurados los centros de back up de media y baja tensión», agregaron en Edesur al asegurar la estabilidad del sistema «en momento crucial en que la gente debe permanecer en sus casas».

Por último, Aysa dispuso «un esquema de guardias para asegurar el normal funcionamiento del servicio y darle continuidad más allá de las futuras circunstancias que se puedan adoptar, y a la vez se activaron los protocolos para proteger al personal ante la situación sanitaria.

Fuente: TELAM