how to buy zithromax z-pak buy zithromax z-pak where can i buy zithromax uk buy zithromax mastercard where to buy zithromax over the counter

Aysa dijo que se restableció el servicio de agua tras desperfecto que afectó Capital y zona norte

La empresa Aysa informó hoy que «se ha restablecido» el servicio de agua potable tras un desperfecto registrado el sábado pasado en la sala de bombas de impelentes de la Planta Potabilizadora General San Martín, que afectó barrios porteños y la zona norte bonaerense, y la titular de la empresa, Malena Galmarini, destacó que se trató de «una tarea gigante y difícil, en tiempo récord».

El secretario General del Sindicato Gran Buenos Aires de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, indicó que «gracias al esfuerzo y a la voluntad de los trabajadores pudimos poner en marcha las bombas de impelentes» y sostuvo que «nos toca en un momento especial que estamos viviendo por la pandemia. Pero se trabajó sin cesar, con vocación de servicio».

Galmarini, quien junto a Lingeri estuvo presente en la puesta en marcha de las bombas, afirmó en un comunicado de la empresa que «después de una semana de trabajo sin descanso de los compañeros trabajadores de Aysa, a quienes quiero agradecer enormemente porque hicieron una tarea gigante y difícil, en tiempo récord, logramos poner en marcha la segunda bomba en la sala de impelentes de la Planta General San Martín».

«Esto sucede luego de un hecho inédito que no había pasado nunca en la historia de la empresa, se rompió un caño, se inundó la sala de máquinas y salieron de servicio las 6 bombas que impulsan el agua y la distribuyen en toda la red», explicó.

En ese sentido, manifestó que «por eso varios barrios de la Capital estuvieron sin agua» y dijo que «para resolverlo pusimos bombas adicionales, elevamos la presión, y logramos que muchos de los barrios tuvieran servicio, a pesar de algunos sectores donde no lográbamos llegar con la presión».

«En el medio de una pandemia, tuvimos una crisis que pudimos resolver en menos tiempo de lo que esperábamos y hoy tenemos todo el sistema funcionando», resaltó Galmarini.

Lingeri afirmó que «a raíz de este inconveniente inmediatamente los compañeros se pusieron a trabajar en conjunto con la presidenta de la empresa».

El dirigente gremial sostuvo que «es una gran responsabilidad de los trabajadores, de la empresa y del gremio el estar mancomunados» y dijo que se trata de «bombas de 100 años y puede surgir un inconveniente de este tipo, esta semana pasamos por un proceso de reparación y adaptación de todo el equipamiento dañado».

En la puesta en marcha de las bombas estuvieron, además, las autoridades de la empresa: Alberto Freire; director General Operativo; Patricio D´Angelo Campos, director General Administrativo; Fernando Calatroni, a cargo de la Dirección General Técnica; Danilo Zanata, director de Plantas y Establecimientos; Mario Russo, director de Relaciones Gubernamentales; y Sebastián Cañellas, director de Prensa y Comunicación.

La compañía recordó que la anomalía en el abastecimiento de agua potable que se registró, como baja presión y/o turbiedad en algunos barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y partidos de zona norte del conurbano, «se atribuyó a los trabajos de reparación de emergencia que la empresa realizó durante la semana en la sala de máquinas afectada».

Asimismo, expresó que durante la semana, se ejecutaron trabajos de montaje de cañería, ejecución del sistema de alimentación eléctrica y acondicionamiento del motor bomba que abastece a los impelentes.

Fuente: TELAM