Librerías y editoriales impulsan estrategias conjuntas para acercarse a los lectores en cuarentena

Librerías y editoriales desarrollaron en conjunto estrategias en tiempos de pandemia para acercarse a los lectores a través de compras de libros que se podrán retirar cuando se abran los comercios, con apuestas promocionales para poner en marcha el mantenimiento económico de sus actividades y la comercialización de sus títulos.

Una de ellas es «Sálvese quien lea!» una acción colectiva construida entre librerías y editoriales en este contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio «con el objetivo de poder seguir acercándonos a nuestra comunidad lectora que nos sostiene como proyectos culturales».

La propuesta convoca a comprar al menos tres títulos «en adelanto» que se pueden elegir entre los 120 ofrecidos por 27 editoriales a precios promocionales y definir en relación a un listado previo de librerías en las que se los puede retirar una vez finalizada la cuarentena.

En este caso, algunas de las librerías que participan son El colectivo, Culmine, Rara Avis, La mariposa y la iguana, Ubu, Hekht, Del Signo, Puntos suspensivos, Milena Caserola, Alto Pogo, Mil Campanas y Madreselva, mientras que en el caso de las librerías forman parte Céspedes (Colegiales), Ritualitos (Liniers), La libre (San Telmo), Mandrágora (Villa Crespo), Musaraña (Vicente López), Luz artificial (Boedo), Kokoro (Almagro), De la Mancha (Centro) y Otras orillas (Barrio Norte), entre otras.

Karina Downie, de librería Ritualitos, y una de las impulsoras de la iniciativa explicó a Télam que la articulación comenzó pensando en conjunto «con otras librerías independientes para empezar a construir entre libreres un lazo que no existe. Las cámaras del libro no representan a muchas de las editoriales. El reciente trabajo de (Alejandro) Dujovne demuestra también cómo estamos organizades los actores del universo del libro y el 69% de las librerías que respondimos esa encuesta no estamos asociadas a ninguna cámara que nos represente».

En las primeras 24 horas, «Sálvese quien lea» vendió 200 ejemplares, el promedio de compra es de casi 4 títulos por compra, se hicieron 53 pedidos y se enviaron los 53 botones de pago correspondientes, informaron a Télam.

Otra de las iniciativas es «Mi librería», una suscripción de 250 pesos por mes, que se podrá usar como forma de pago cómo y cuándo uno quiera en la librería en la que se haya anotado en la web diseñada especialmente http://milibreria.com.ar/

Impulsada por libreros y editores para reforzar el vínculo con los lectores con el objetivo de ayudar a planificar nuevas lecturas y también aportar al sostenimiento de estos comercios en un marco de aislamiento, ya cuenta con 500 inscriptos, 22 locales y aportarán sus libros Siglo XXI Editores, Mardulce, Godot, Leteo, Eterna Cadencia y Sigilo, junto a otros sellos.

Con respecto a las promociones, siempre implican una pérdida para las librerías porque

los libros tienen un precio de tapa en todo el país que no deciden ellas y, en ese sentido, un reclamo de la Cámara Argentina del libro (CAL) es acordar con el Estado y Correo Argentino para abaratar el envío.

Sebastián Lidijover, gestor cultural y uno de los organizadores, sostuvo que «para alguien que compra un libro al mes o cada dos o tres meses, no implica un gasto extra; porque los $250 con los que se suscriben mensualmente, siguen siendo suyos para utilizar como medio de pago cuándo y cómo quieran, en la librería en la que se hayan suscripto. El monto es bajo, así que no lo afectaría la inflación».

Musaraña Libros, Tiempo Libro, Céspedes Libros, Tiempos Modernos, Librería Rodriguez Almagro, Alamut Libros, Del Otro Lado Libros, Corneja, Librería Norte, El Libro de Arena, Notanpuan, Fedro Libros, Librería Rodriguez Villa Crespo y El más acá club libros son algunas de las que forman parte.

A su vez, «Librerías por delivery» es la sistematización de las que ya se encuentran realizando el servicio de entrega a domicilio de los ejemplares a partir del Decreto de Necesidad y Urgencia 490, que amplió el listado de actividades y servicios exceptuados del aislamiento social obligatorio e incluyó la venta de libros por Internet con entrega a domicilio forma parte de las actividades de excepción.

Victor Malumián, referente de Ediciones Godot, organizador de Feria de Editores y uno de los artífices de «Librerías por delivery», en diálogo con Télam, Malumián explicó que «la idea es facilitarle la búsqueda a las y los lectores. Ordenar las librerías por ciudad o barrio, muchas están ofreciendo envíos sin cargo a 30 cuadras a la redonda, por ejemplo».

«Si le comprás al punto más cercano a tu lugar de residencia los traslados se reducen. La respuesta de las librerías fue estupenda y el sitio en 48 horas registró más de 9000 visitas. Las librerías se siguen sumando y las vamos cargando al sitio en la medida de lo posible. Estamos cerca de las 100 librerías en este momento», sostuvo sobre el listado que puede consultarse en: https://www.edicionesgodot.com.ar/libreriascondelivery/.

Fuente: TELAM